Una sonrisa saludable

Una sonrisa saludable

refleja un cuerpo más saludable.

refleja un cuerpo más saludable.

Muchas personas piensan que la gingivitis solo afecta nuestra salud oral. La verdad es que nuestra boca está llena de bacterias, tanto buenas como malas, y a veces las bacterias malas pueden propagarse a otras partes del cuerpo y afectar nuestro corazón y pulmones, elevar el azúcar sanguínea, e incluso aumentar el riesgo de padecer condiciones como Alzheimer y artritis reumatoide.

Es importante crear consciencia sobre la relación que hay entre la salud oral y la salud general ya que aproximadamente el 46% de los adultos mayores de 30 años padece de gingivitis. La buena noticia es que hay muchas cosas que puede hacer para mejorar su salud oral y prevenir y tratar la gingivitis, y estamos listos para ayudarle a lograrlo.

Approximately 46% of adults aged 30 and older suffer from gum disease.

Obtenga más información sobre la conexión

Cómo podemos ayudar

Durante los exámenes rutinarios con sus dentistas, podemos ayudarle con lo siguiente:

Limpiar sus dientes.

Su higienista limpia sus dientes para eliminar cualquier acumulación de placa y sarro antes de usar un cepillo de dientes de alta potencia para cepillar y remover cualquier residuo de sarro que haya quedado. Al terminar de cepillar sus dientes, su higienista los limpiará con hilo dental.

Realizar un tratamiento contra la gingivitis.

El tratamiento contra la gingivitis se logra con una limpieza profunda de los dientes. Hay muchos métodos que incluyen limpieza de sarro, alisado radicular y tratamiento con láser. Su higienista le ayudará a decidir cuál método le conviene más.

Buscar señales de cáncer oral.

Durante los exámenes generales, los dentistas generalmente son los primeros en detectar señales de cáncer oral, cuando la detección temprana tiene una importancia vital. Su dentista y/o higienista realizará un examen físico de su boca para buscar encías inflamadas, llagas u otros posibles problemas.

Enseñarle cómo cuidar sus dientes.

Durante su consulta, su higienista puede enseñarle la forma correcta de cepillarse los dientes y limpiarlos con hilo dental, e indicarle cómo inspeccionar su boca en casa para que pueda detectar a tiempo cualquier problema.

Medir su presión arterial.

Durante un examen de rutina, su equipo de dentistas también mide su presión arterial, la cual puede empeorar si tiene gingivitis. La presión arterial elevada también puede ser una señal de diabetes o enfermedad cardíaca.

Qué puede hacer usted

Hay muchas cosas que puede hacer para mantener su boca saludable, como por ejemplo:

Mantenga buenos hábitos de salud oral.

Cepíllese los dientes dos veces al día, por un mínimo de dos minutos. Limpie sus dientes con hilo dental y enjuague bucal para eliminar cualquier residuo de alimentos. Debe reemplazar su cepillo de dientes cada tres a cuatro meses, o antes si las cerdas se han separado o desgastado, o ha tenido una enfermedad.

Busque señales de gingivitis.

Si nota que le sangran las encías, puede ser una señal de gingivitis, lo que puede resultar en la pérdida de dientes. Asegúrese de mantener su rutina de limpieza con hilo dental y de hablar con su higienista en su próxima consulta para obtener consejos adicionales. Con un poco de cuidado adicional, podemos trabajar juntos para tratar la gingivitis antes de que empeore.

Siga yendo regularmente al dentista para hacerse sus exámenes generales.

Vea a su dentista al menos dos veces al año para hacerse exámenes de rutina. Deberá tener consultas más frecuentes si tiene gingivitis.

Mejore su dieta.

Trate de limitar su ingestión de alimentos y bebidas que contienen azúcar, y tome mucha agua.